Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

septiembre 28, 2022

Bebé murió luego de recibir un medicamento cuando estaba hospitalizado.

La muerte del bebé de un año y tres meses sucedió en extrañas circunstancias mientras estaba hospitalizado.

Este martes, 27 de septiembre, se conoció un nuevo caso en el que un bebé murió en extrañas circunstancias luego de haber sido hospitalizado. Marcela Ortiz, la madre del bebé de un año y tres meses, identificado como Santiago Salazar Ortiz, denuncia la muerte de su hijo. Aún no se explica qué pasó durante su hospitalización en el hospital Mario Gaitán Yanguas del municipio de Sibaté, Cundinamarca.

De acuerdo con El Tiempo, la madre reveló que todo inició el pasado miércoles 21 de septiembre cuando al niño le salió un brote en la mejilla derecha y con el paso de los días se extendió. “El día viernes decidimos ir al hospital porque el brote se le había extendido a otras partes de su rostro y cuerpo”.

Según el relato de la madre, una médico general que los atendió en el hospital les indicó que se trataba de un herpes zóster y que sería tratado con algunas medicinas.

“Comenzamos con el tratamiento, pero el niño no presentó mejoría. El día domingo 25 de septiembre otra vez nos fuimos al hospital. Estaba muy brotado”, relató la madre al mismo medio.

Luego indicó que como llegaron a las 6 de la mañana, les dijeron que tenían que esperar a que llegara el pediatra. Los signos estaban normales pero el especialista llegó hasta las 9:45 de la mañana. Yo le conté todo. Ella me dijo que estaba mal diagnosticado y que lo que tenía el niño era una bacteria”, agregó.

Luego de la revisión del especialista, una médico general les informó que debían hospitalizar al bebé. “El niño tuvo una crisis de piquiña. Le dieron loratadina y mientras yo hacía la apertura de la historia clínica se me acercó un enfermero con una jeringa y un medicamento que le aplicaron a mi bebé”.

La madre relató que el bebé empezó a tener mayor incomodidad, por lo que lo canalizaron y se durmió.

“Solo hasta ese momento le hicieron exámenes. Luego, cuando el enfermero le inyecta el suero, el niño cambió de color y comenzó al convulsionar. La pediatra me lo quitó de los brazos y comienza a hacerle reanimación porque estaba sufriendo un paro respiratorio. Esa pasó por media hora, le ponen 12 inyecciones de adrenalina, electrochoques, pero él no respondió. Me dijeron que había muerto”, relató la madre.

Los padres del bebé quieren saber qué pasó en el hospital mientras atendían a su hijo. “Ellos no fueron capaces de decirnos por qué murió y se supone que son los expertos. Nunca nos dijeron el porqué del brote. El niño nunca tuvo diarrea, fiebre o vómito. No tuvo malestares graves. No tenía porqué morir. Tengo testigos que certifican que mi niño no estaba grave. Esto no se va a quedar así”, le dijo al mismo medio el padre del bebé.

Por el momento el hospital le indicó al mismo medio que está realizando una investigación detallada de los hechos como lo indica la ley. ”Nuestra entidad lamenta profundamente lo sucedido con el menor y reiteramos nuestras más sentidas condolencias a sus padres y familiares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD